Servicios

gestión de emergencias ISO 22.320

Asesoramos en gestión de emergencias y riesgos críticos. Muchas veces los equipos de prevención de riesgos se ven sobrecargados de responsabilidades inherentes a sus labores. En EMERCON somos especialistas en Gestión de Emergencias y te ayudamos a gestionar el proceso completo bajo estándar ISO 22.320.

ITO's en Emergencias, Seguridad y Riesgos Críticos
Asesoría en Gestión de Emergencias y Riesgos Críticos
Implementación de sistema Gestión de Emergencias

Venta de Equipos

Equipos para respuesta a Emergencias, bombas de primera intervención, configuración de vehículos de primera respuesta, .

respuesta a emergencias y proyectos especiales

Contamos con una basta experiencia en respuesta a emergencias públicas y privadas lo que nos permite desarrollar proyectos especiles y a la vez brindar un servicio eficiente y seguro en respuesta a incidentes

Preguntas frecuentes

La ISO 22320 es una norma internacional de Sistemas de Gestión de Emergencias y Respuesta ante Incidentes, que puede implantar cualquier empresa para desarrollar y mejorar sus capacidades de respuestas ante todo tipo de emergencias y de cualquier dimensión,

La gestión de emergencias es la organización y gestión de los recursos y las responsabilidades para abordar todos los aspectos de las emergencias, en particular la preparación, la respuesta y los pasos iniciales hacia la recuperación.

ISO 22320 es una norma internacional aplicable a todo tipo de organizaciones, públicas o privadas, independientemente de su tipo, tamaño o servicio prestado, que pretenda: establecer una estructura y un proceso de mando y control ante una situación de emergencia

El tiempo de implementación de un sistema de gestión de emergencias varía según el alcance, tamaño y condiciones especiales de cada organización que requiera el servicio, no obstante, podemos establecer como plazo regular 6 meses a partir dela auditría de brecha.

Son múltiples los beneficios que se obtienen al mantener un sistema de gestión de emergencias bajo estándar internacional. Mejora la preparación, establece criterios de respuesta mínimos, aumenta la seguridad en las operaciones, ayuda a gestionar riesgos críticos, mejora la respuesta y por lo tanto reduce los costos y tiempos perdidos asociados a un incidente no deseado.